Los españoles y el uso que dan a sus tarjetas de crédito

No cabe ninguna duda que la tarjeta de crédito se ha convertido en la herramienta de consumo perfecta, sobre todo para quienes más disfrutan de esta práctica. Es así como en la actualidad son muy pocos los que aún no tienen en sus manos una tarjeta de crédito, o por lo menos no hay quien  no haya pensado más de alguna vez en obtener una de ellas, pues  la posibilidad de poder comprar algo sin portar dinero, es una tentación que puede convencer a más de uno. Y es que las tarjetas de crédito por estos días son la forma de pago que la mayoría de las personas solicita y utiliza durante el transcurso de su vida, a pesar de resultar para muchos uno de los sistemas de pago más complejos de utilizar.

Sin embargo esto no parece ser un impedimento para que este medio siga siendo altamente cotizado en todo el mundo y especialmente en España, donde un estudio realizado por una importante consultora, reveló que este país es uno de los que más crecimiento en el uso de tarjetas de crédito. La investigación dio a conocer que actualmente sólo Holanda ha  superado a España en esta materia y según se difundió este aumento constante tiene que ver, con el desarrollo del crédito de consumo que se ha dado en los últimos años en Europa. El informe indica además que el auge del negocio electrónico, el fuerte crecimiento de los viajes internacionales y la mejor preferencia de este medio de pago por parte de las nuevas generaciones, se suman para este notorio incremento en la utilización de tarjetas  de crédito entre  españoles.

No obstante, aunque parezca  paradójico, el porcentaje de adeudamiento de los españoles con la tarjeta de crédito, es más bien bajo, o por lo menos no tan alto como muchos se imaginan. Así lo confirmó el mismo estudio, cuyo resultado constató que los españoles cancelan los importes de sus tarjetas sin demoras. Por lo mismo no es nada común que dejen  cantidades de dinero sin pagar, pues saben que al no aplazar los pagos,  no correrán el riesgo de perder su dinero por el cobro de intereses. De esta forma, los clientes consiguen llevar  un determinado orden de su economía, lo que les  permite mantener una  deuda clara y evitar que ésta se convierta en algo que no esperan. Hasta ahora se sabe que no todos los usuarios han adoptado este mecanismo para el manejo  de sus tarjetas, pero se sabe que se trata de un número de clientes  significativo, que prefiere no mantener compromisos demasiado largos con las entidades bancarias. Con todo esto podemos darnos cuenta, que el mayor uso de tarjetas de crédito en las transacciones de compras, no implica más ganancias para los bancos, ya que a pesar que los consumidores operan con su tarjeta en casi todas las compras que realizan a diario, las abonan cada mes sin dejar deudas pendientes, esto hace que  no perciben recargos adicionales por incumplimiento de pagos.

Según este panorama podemos concluir  que los bancos captan menores cantidades de dinero por efectos de intereses, aún así tienen  mucho que ofrecer, mientras que por su parte los clientes cada vez deben endeudarse más, a pesar de que muchos eligen pagar a tiempo su consumo y así no tener que enfrentar pagos que sean imposibles de efectuar.

 

 

Los españoles pagan sus compras con tarjeta

No descubrimos nada si decimos que en la rebajas aumenta los hábitos de consumo. De la misma forma, al aumentar las compras, aumentan también los gastos y la gente intenta utilizar todas las herramientas disponibles para hacer frente a los caprichos de rebajas.

American Express ha realizado un estudio llamado Retail Monitor, que tiene como objetivo analizar de que forma pagarán los españoles sus compras de rebajas. Todos los comerciantes consultados mostraron su preocupación por la falta de dinero en efectivo circulante. Y es que el estudio da como resultado que el casi un cincuenta por ciento de las compras en España se realizarán con tarjetas de crédito, mientras que el 32% se harán con tarjeta de débito. De esta forma sólo un 16% de las compras se realizarán al contado.

Si comparamos los datos recogidos por este estudio con los surgidos el año anterior, podemos observar que el uso de la tarjeta de crédito o débito a aumentado de forma por demás considerable. El año pasado la mitad de las compras eran al contado.

Sin embargo los comerciantes se conforman especulando con el hecho de que se prevee que las ventas aumenten. En tal sentido la mayoría de los comerciantes son optimistas y como bien se sabe, con tal de vender no importa que sea con efectivo o con el plástico.

La competencia es uno de los puntos que más preocupa a los comerciantes. Es por ello que ante un grado de competencia tan elevado los mismos no se pueden dar el lujo de rechazar el pago con tarjeta crédito puesto que probablemente sus competidores en el rubro si lo acepten.

Otro de los temas de preocupación de los comercios es el conseguir personal calificado para llevar a cabo las ventas de rebajas. En este sentido un 44% son pesimistas al respecto.

Las campañas publicitarias también son fundamentales. En este caso se busca explotar no solo el producto sino la forma de financiación del mismo. El hacer gala de un buen número de tarjetas de crédito para poder recibir el pago puede marcar la diferencia entre un comercio y otro.

En cuanto a las ventas online si bien muchos de los comerciantes reconocen su existencia, no creen que el mismo sean todavía una amenaza real al comercio establecido.

Sin embargo una web online muchas veces sirve como escaparate para luego concretar una venta presencial. Es una buena forma de que los clientes conozcan los productos y comparen fácilmente los precios de un lugar y otro.

En el caso de realizar la venta via web, estamos ante un caso en que el porcentaje de uso de tarjeta de crédito aumenta ya que es la forma tradicional de hacer los pagos.
Vale la pena aclarar que el estudio fue realizado entre 250 comercios de los principales países de Europa y que cada uno de los mismos debería tener ventas anuales superiores a los 35 millones de euros.

Publicado en Tarjetas de crédito