Las tarjetas crédito y las empresas

Un estudio solicitado por American Express en mayo del 2007 ha aportado datos más que reveladores sobre el uso que las empresas españolas destinan a las tarjetas crédito.

De este estudio se desprende que un 25% de las empresas realizan compras habituales en la web. Una de las herramientas más comunes de pago para este tipo de compra son las tarjetas crédito.

El objetivo del estudio fue desde un principio tener en claro como influyen los nuevos medios de compra y de que forma se abonan la misma.

El total fue de 600 compañías encuestadas, de las que una de cada cuatro utiliza la web para realizar sus compras. Esta proporción tiende a aumentar. Si realizamos una discriminación por población encontremos que el lugar de destaque lo ocupa Cataluña en donde un 30% de las empresas utilizan este tipo de compras. En lo que tiene que ver con los rubros el sector industrial es el líder con un 28%.

Dentro de las actividades realizadas por las diferentes empresas se destacan ampliamente los viajes de negocio. Un 81% de las compañías tienen erogaciones de este tipo. Otra de las actividades destacadas es la contratación de seguros para los empleados. De esta forma una 89% de las compañías tienen gastos de este tipo.

Al momento de abonar los gastos, las empresas utilizan métodos tales como transferencias bancarias y tarjetas crédito. El pago en efectivo no es muy común en estos casos.

En lo que tiene que ver con las tarjetas crédito, las mismas se utilizan mayoritariamente en los viajes de negocio (46%) y las compras en la web (24%). En lo que tiene que ver con los sectores, la industria (50%) y los servicios (41,5%) son los que se destacan por el uso de las tarjetas crédito.

Pero sería interesante ver cuales son las causas del uso de la tarjeta, muchas empresas la ven como una forma de controlar los gastos ocasionados en los viajes. Esto quiere decir que si la persona carga cosas innecesarias a su tarjeta de crédito, fácilmente serán descubiertas las mismas. De esta forma se controla mejor el tema de los viáticos de viajes otorgados a los empleados.

El estudio además ha revelado el poco uso que tienen las llamadas tarjetas corporativas. A pesar de que el número de tarjetas de este tipo es bastante elevado dentro de los mandos de las empresas (su número decae cuando se desciende en la cadena de mandos), las mismas no son vistas aún como un instrumento financiero importante. A tales efectos si se toma en cuenta los beneficios que las mismas otorgan no sería descabellado pensar que su uso aumentará en los próximos años, por lo que las entidades emisoras ya están desarrollando mejores planes para las mismas.

En resumen, las tarjetas crédito son herramientas que permite controlar de mejor manera los gastos de las empresas. De esta forma se visualizan mejor los ahorros que la compañía realiza y se enfocan aún más los objetivos económicos.

Publicado en Tarjetas de crédito